Boletin-Isabel-Gomez

CÓDIGO ÉTICO

A continuación te detallo punto por punto mi código ético que está alineado con la International Coaching Federation.

PREÁMBULO

1.- Yo, como coach, creo en la dignidad de cada ser humano y me comprometo a hacer aflorar el potencial y la creatividad inherentes a cada individuo.

2.- Como coach persigo, a través de un proceso interactivo, el desarrollo de estrategias y soluciones diseñadas por el cliente, que le movilicen hacia la consecución rápida y sostenible de sus objetivos.

3. – Me comprometo a ser respetuosa y proteger la intimidad de cada cliente de un modo libre de prejuicios, mientras este se situa en un elevado estadio de responsabilidad.

4.- Como coach me comprometo a mantener la objetividad y competencia donde se me reclama y dirigir mis esfuerzos en beneficio del cliente, la comunidad y la sociedad.

RELACIÓN DE COACHING Y CONTRATO

5.- No realizaré intencionadamente declaraciones engañosas o falsas sobre los resultados que mi cliente obtendrá del proceso de coaching ni de mí como coach.

6.- Al comienzo de cualquier relación de coaching, articularé los términos de la relación cliente/coach de modo claro y por escrito mediante un acuerdo o contrato. (Este acuerdo se puede realizar vía e-mail o documento en papel firmado).

7.- Este contrato recogerá las condiciones de trabajo coach/cliente e incluirá mi cualificación; la naturaleza del servicio; los límites y el alcance del coaching o de los servicios ofrecidos, los derechos del cliente y las condiciones del contrato, p.ej..tiempos, frecuencia, sistemas de comunicación y tarifas del servicio de coaching.

PROTECCIÓN DEL CLIENTE

8.- El bienestar de cliente constituye el foco central de una relación de coaching y por consiguiente estoy obligada a mantener el mayor nivel de integridad y confianza durante todo el proceso.

9.- Por ello, en el desempeño de mi tarea:

– seré respetuosa con las necesidades y requerimientos del cliente y aportaré un feedback constructivo.

– estaré atenta a los límites de cada parte así como los asuntos confidenciales y conflictos de intereses que surjan.

– estaré abierta a ocuparme de cualquier asunto que pueda surgir.

– de ninguna manera me aprovecharé de un cliente de modo personal, social, sexual, o financiero.

CONFIDENCIALIDAD

10.- Como coach honraré la confianza del cliente.

11.- Informaré al cliente acerca de las circunstancias que podrían influenciar mi objetividad o mi enjuiciamento, así como cualquier decisión o aspectos relacionados con una decisión que llevan a revelar cualquier información confidencial del cliente a una autoridad superior.

12.- En el caso de que para mí como coach me resulte incómodo mantener la confidencialidad del cliente, podré consultar a un mentor-coach en un esfuerzo conjunto de determinar como manejar apropiadamente la situación.

13.- En los casos extremos en que la información sea de naturaleza: “indigna”, “ilegal” o “peligrosa para el cliente u otros” estaré obligado como coach a consultar con un mentor-coach y/o un abogado, con el fin de determinar si es necesario notificarlo a las autoridades competentes con o sin el consentimiento del cliente.

14.- Informaré convenientemente al cliente y éste manifestará su conformidad en que cualquier material aportado por mí como coach no podrá ser vendido, publicado, cedido o utilizado al margen de la relación de coaching sin mi consentimiento explícito.

CONFLICTO DE INTERESES

15. Cualquier conflicto de intereses se discutirá y resolverá teniendo presente el propio interés del cliente.

16.- Cuando se detecte un conflicto, como coach estaré éticamente obligada a comentarlo y tratar de resolverlo. Si durante la relación de coaching, no soy capaz de servir al cliente objetiva y respetuosamente, o sin conflictos internos o externos, me obligo éticamente a dar por terminado el acuerdo de coaching. Esta finalización se producirá con el conveniente aviso previo así como con una explicación del conflicto como razón para dicha finalización.

REFERENCIAS Y TERMINACIÓN

17.- Cuando condiciones internas o externas hacen ver que un caso es inabordable mediante un proceso de coaching, asumo el compromiso ético de revelar mi opinión y observaciones al cliente.

Sugeriré una solución viable para el problema, haciendo todos los esfuerzos posibles para evitar alterar la dignidad del cliente.

Nota: Las presentes normas de actuación son las mismas que las definidas por ICF (International Coach Federation) y yo, Isabel Gómez me adhiero a las mismas.

 

Solicitar-sesión2